piercing lengua

Piercing en la Lengua: Las 6 Mejores Opciones

El piercing en la lengua es una de las perforaciones corporales más comunes debido a que son muy populares, fáciles de curar y cicatrizan rápido.

Cada uno tiene un motivo diferente para hacérselo. Mientras que para algunos solo es un adorno, para para otros es útil como una especie de juguete sensual.

Antes de hacerte una perforación de la lengua, es importante reunir suficiente conocimiento sobre ella. Después de leer mi guía vas a tener la información necesaria. Empezamos.

Qué es un piercing de la lengua

Se denomina como piercing de la lengua a cualquiera de las perforaciones verticales y horizontales que pueden hacerse en la lengua.

piercings lengua

Puede colocarse casi en cualquier lugar a lo largo de la lengua, desde la punta a la parte posterior.

Tipos de piercing en la lengua

Vamos a resumir los principales tipos de piercings en la lengua, seguro que te interesa alguno.

Tradicional

piercing en la lengua

Una perforación vertical y en la posición central de la lengua. Es la más popular porque se reduce al mínimo la visibilidad y se mantiene la joya alejada de los dientes. Y si la idea es usarlo para divertirse, en esta posición no se pierde su función.

Punta de la lengua

piercing punta lengua

El conocido como piercing en la punta de la lengua engloba todas las perforaciones hechas dentro del primer centímetro de la lengua.

Esta zona es más sensible que la tradicional ya que hay un mayor número de terminaciones nerviosas.

Se recomienda como primera joya una barrar y una vez cicatrizado se puede cambiar por un pendiente con forma de aro. Tanto los aros como las barras son mucho más molestas en esta zona que en la tradicional. Mientras se come es fácil que se enganchen con los dientes e incluso se puede llegar a morder la joya.

Piercing Venom o Viper

piercing venom

Así es como se conocen al par de perforaciones verticales hechas de forma simétrica a ambos lados de la línea media de la lengua.

Su dificultad radica en la precisión que hay que tener para evitar perforar un nervio o vena. Es habitual que la perforación se haga inclinada hacia dentro o hacia fuera para evitar riesgos.

Horizontal y Surface

El piercing horizontal atraviesa por completo la lengua de un lado al otro.

piercing lengua horizontal

El surface en la lengua no la atraviesa por completo.

piercing lengua surface

Tienen en común que son perforaciones en sentido horizontal. Son de las más peligrosas que se suelen hacer en la lengua. Muchos anilladores no hacen este tipo de perforación por el riesgo que implica. Es muy fácil atravesar algún nervio o vena y producir sangrado abundante, daños irreversibles y son propicias al rechazo de la joya.

Piercing en el Frenillo de la lengua

piercing frenillo lengua

También conocido como sublingual, web piercing o Marly, se sitúa en el frenillo de la lengua. Para colocar la joya se perfora el tejido que une la lengua con el maxilar inferior.

El piercing debajo de la lengua no hay que confundirlo con el Smiley, que también se hace en la boca pero bajo el labio superior.

Cómo se hace la perforación en la lengua

La posición más idónea para hacer las perforaciones en la lengua es sentado. Debemos inclinar ligeramente la cabeza hacia delante, moviendo la barbilla hacia el pecho. Esta postura ayuda a extender la lengua y evitamos que cualquier cosa que se caiga se meta en la garganta.

Como cualquier tipo de perforación lo primero es desinfectar. Debe limpiarse la boca con un enjuague oral antibacteriano o germicida.

A continuación se marcarán los puntos por donde pasará la aguja o el catéter. Lo mejor es usar un rotulador quirúrgico y desecharlo con cada uso.

La lengua se sujeta con la ayuda de una pinza del tipo fórceps. Para que sea más fácil de agarrar se debe secar la lengua con una gasa esterilizada.

Para la perforación se suele emplear un catéter 16g o una aguja americana de 14g. Una recomendación para la típica perforación en el centro de la lengua: hacerlo desde abajo hacia arriba. De esta manera se evita perforar alguno de los capilares de la base o el frenillo.

Aprovechamos que la aguja es hueca para insertarle la joya y pasarla a través de la perforación. De esta manera queda colocada en su sitio mientras la aguja pasa por la perforación.

En este vídeo se ve el proceso completo:

Cuánto duelen los piercings en la lengua

Cualquier perforación implica una molestia que para algunos puede asociar al dolor. Para poner una referencia, el piercing de la lengua puede llegar a un 4 en una escala de 10.

No se recomienda usar ninguno de los anestésicos habituales.

  • Los sistemas de frío en spray tiene varios inconvenientes pero el principal es que si se echa sobre la lengua nos vamos a intoxicar. Sólo está indicado para aplicarlo sobre la superficie de la piel.
  • Las soluciones inyectables tienen que ser aplicadas con jeringuilla. Una perforación bien hecha no duele más que el propio pinchazo de la anestesia.

Cuidados y cicatrización

Debes saber que la cicatrización de un piercing en la lengua tarda de 4 a 8 semanas. Para evitar molestias, los primeros 3 días puedes comer alimentos líquidos evitando que estén calientes y picantes.

Se empieza comiendo despacio sobre un lado para luego ir adaptando la comida en función de cómo evoluciones.

Pasada una semana se reducen las molestias y es el momento de acostumbrarse a hablar con el pendiente.

Tanto para evitar como para curar infecciones en la lengua tienes que cuidar mucho la higiene:

  • No fumes ni bebas alcohol.
  • Limpia los dientes después de cada comida.
  • Enjuaga la boca tres veces al día con un colutorio sin alcohol.

A partir de las dos semanas ya puedes notar normalidad. Es importante que sepas que la cicatrización no se ha completado. Debes esperar a que se cumpla el mes antes de cambiar la joya inicial.

Un último consejo es que no juegues con él durante el proceso de cicatrización. Podrías ir dilatando la perforación y no terminaría de cicatrizar. Además puedes provocar que se forme una herida permanente.

Riesgos de las perforaciones en la lengua

El piercing en la lengua no es complicado de hacer pero aun así requiere conocer su anatomía y entender los riesgos que entraña y que podría ocurrir.

Infecciones

La lengua está en entorno húmedo y cálido lo que lo hace propicio para el cultivo de bacterias. Están presentes de forma natural incluso en la boca más limpia. Cuando hacemos una perforación estamos abriendo un posible camino de acceso para esas bacterias. Una infección en la boca suele ser dolorosa.

Perforación de nervios y venas

Por la lengua pasan ramificaciones venosas y nervios. La perforación de la lengua requiere cierta precisión para no atravesarlos.

Si la aguja daña un nervio puede provocar entumecimiento, dificultad para hablar, alteración del sentido del gusto y problemas de movimiento.

Si se perfora una vena puede producir un sangrado continuo que necesite la intervención de un médico para controlarlo.

Daños en encías y dientes

Dependiendo de la parte de la lengua en la que se sitúe la perforación, la joya puede llegar a tocar los dientes y las encías.

Los golpes de un pendiente metálico pueden dañar el esmalte e incluso puede llegar a provocar una rotura parcial de un diente.

El contacto con las encías pude producir heridas que inflamen las encías. La recesión gingival provoca que se muevan los dientes y que puedan llegar a caerse.

Pendientes para la lengua

En la lengua se usan pendientes con forma de barra recta, también conocidos como “barbells”. Se usa un anillo BCR para el frenillo de la lengua y como una opción para la punta.

Como primera joya se recomienda usar pendientes flexibles fabricados en bioplástico. El tamaño debe tener holgura para el caso de que la lengua se inflame por la “herida” que produce una perforación.

La medida de la joya es de 1,6 milímetros de grosor y con una longitud que va desde los 12 milímetros para las lenguas más delgadas a los 22 para las más gruesas. Entre los 16 y los 22mm de largo es una medida que se podría adaptar a la mayoría de nosotros.

El cambio de la primera joya se puede hacer a partir de las 2 o 3 semanas.

Cuánto cuesta

Varía en función de la ciudad, la formación que tiene el anillador y la calidad de los materiales que emplea.

Una perforación tradicional tiene un precio desde los 15€. Los de tipo horizontal y en el frenillo de la lengua desde los 25€.

Habría que sumarle el precio de la joya a colocar que empezarían en unos 3€ para las más sencillas.

Mi valoración